La Inspección Sanitaria a las Oficinas de Farmacia

Una de las grandes preocupaciones del Farmac√©utico propietario de Oficina de Farmacia, es la superaci√≥n, sin sanciones, de la visita de Inspecci√≥n Farmac√©utica. Tenemos que recordar que dicha Inspecci√≥n se inscribe dentro de los procedimientos habituales de control y seguimiento, propios de la administraci√≥n p√ļblica.

Salvo por denuncia expresa, los Inspectores¬† suelen ¬†realizar una Programaci√≥n, en lo que llaman Campa√Īas de Inspecci√≥n Sanitaria, vigilando un tema concreto y definido,¬† para que, en un periodo de tiempo generalmente largo, todas las oficinas de farmacia sean visitadas.

Por tanto, lo primero que hay que rese√Īar es que el farmac√©utico no puede ni negarse a pasarla ni retrasarla, estos hechos de por s√≠ ya son sancionables. En segundo lugar, ¬†los inspectores deben identificarse obligatoriamente ante el titular o los empleados, teniendo siempre en cuenta que, una vez identificados, la Consejer√≠a de Sanidad les permite entrar libremente y sin previa autorizaci√≥n del titular.

Anotado este importante preámbulo, vamos a recordar los puntos que a modo de protocolo, se suelen seguir en estas visitas de inspección. Conviene que periódicamente los revisemos en nuestra oficina de farmacia por ser los que más frecuentemente se sancionan:

1- PRESENCIA DEL FARMAC√ČUTICO: Ya sea el titular o la persona autorizada como sustituto. En la farmacia siempre tiene que haber un farmac√©utico.

2- IDENTIFICACI√ďN PERSONAL Y PROFESIONAL: Todas las personas que trabajen en las Oficinas de Farmacia deben estar debidamente identificadas nominativamente y con rese√Īa de su estatus profesional (auxiliar farmac√©utico, farmac√©utico, etc.).

3- CUMPLIR Y MOSTRAR EL HORARIO: Este debe ser visible tanto con la farmacia abierta como cerrada, y también ha de visualizarse desde el exterior. Debe tener también, claramente expuesto, el listado de farmacias de guardias.

4- MANTENER AL D√ćA EL LIBRO DE RECETARIO Y DE ESTUPEFACIENTES: en √©l¬† deben estar incluidos las f√≥rmulas magistrales, y preparados oficinales, medicamentos que incluyan sustancias psicotr√≥picas, sustancias estupefacientes y medicamentos de especial control m√©dico; ya sea en un libro de recetario tradicional o su equivalente inform√°tico en los programas que se utilicen en cada oficina de farmacia, con todos los campos cumplimentados y con firma diaria.

5- EXISTENCIAS M√ćNIMAS ¬†COMPLETAS: Se pueden consultar en el Anexo del Decreto 104/2001 de la Junta de Andaluc√≠a y en actualizaciones puntuales posteriores. A ello hay que a√Īadir otras exigencias m√≠nimas de material de laboratorio (si se elaboran f√≥rmulas magistrales) y Frigor√≠fico (para el mantenimiento de medicamentos, vacunas, etc.).

6- BIBLIOGRAF√ćA OBLIGATORIA: Todas las oficinas de farmacia deben poseer un ejemplar actualizado de la Real Farmacopea Espa√Īola y del Formulario Nacional.

7- MEDICAMENTOS CADUCADOS: Deben estar en un lugar separado del resto y perfectamente se√Īalizado. Este espacio debe existir incluso aunque no tengamos ning√ļn medicamento caducado.

8- RECETAS OFICIALES Y PRIVADAS: Deben estar perfectamente cumplimentadas (fecha de prescripción, nombre y los dos apellidos del paciente, posología); y las privadas diligenciadas con sello y firma del farmacéutico.

9- NO DISPENSAR RECETAS SI HAY DUDA DE SU VERACIDAD: Especial cuidado en no dispensar fotocopias (incluso a color) de recetas que presenten los usuarios.

10- NO MANIPULAR LAS RECETAS DE PAPEL OFICIAL: Son sancionables todas las correcciones, firmas y alteraciones realizadas por personal distinto al propio facultativo

11- EN LA RECTA XXI NO DISPENSAR LA MEDICACI√ďN NO DEMANDADA POR EL PACIENTE, aunque est√© disponible para el mismo, si dicho paciente no la pide o necesita.

12- EN LA RECETA XXI NO DISPENSAR SI SE APRECIAN ERRORES DE PRESCRIPCI√ďN, sobre todo, si claramente entendemos que puedan afectar a la salud del paciente.

13- EN LA RECETA XXI NO FACTURAR A FALLECIDOS.

14- LAS FORMULAS MAGISTRALES DEBEN ESTAR ELABORADAS SEGÚN LA NORMA LEGISTATIVA VIGENTE, y en los laboratorios de fabricación se deben cumplir todas las exigencias normativas establecidas.

15- NO VENDER A FARMACIAS y/o ALMACENES; para lo que una oficina de farmacia no tiene autorización.

Podemos afirmar que estos quince puntos constituyen el ‚Äúmodus operandi‚ÄĚ en la inspecci√≥n de las oficinas de farmacia. El farmac√©utico tendr√≠a que dedicar una parte de su tiempo profesional a la gesti√≥n y revisi√≥n de los mismos, si quiere evitar sanciones que pueden suponer un importante coste adicional e incluso, en el peor de los casos, afectar a la misma autorizaci√≥n administrativa profesional.

Recordar que siempre es recomendable una actitud positiva con el inspector, no tensar relaciones, y facilitarle dentro de lo posible su labor; a fin de cuentas, la existencia o no de sanciones y el tipo de gravedad de la misma depender√°n tanto del cumplimiento de los puntos detallados anteriormente, como del criterio del Inspector.

Llegados a este punto, una vez su farmacia haya sido ‚Äútocada por la varita de la fortuna‚ÄĚ, tendr√° que poner en pr√°ctica el refr√°n que dice ‚ÄúAl mal tiempo buena cara‚ÄĚ, mostr√°ndose tranquilo, relajado, colaborador y esperando que se produzca el tan deseado final feliz.

Hasta aquí el artículo sobre Inspección Sanitaria,  confiando en que pueda ser de utilidad en vuestro  día a día empresarial.

 

Ascensión López Mira

Responsable Dpto. Gestión de Farmacia

J&D Consulting SL

 

 



Deja un comentario

Ll√°manos
Escríbenos