El huracán Covid-19 en los Despachos Profesionales

Hablemos  del “huracán” Covid-19,  en nuestro sector, los Despachos Profesionales. Estar pegados a la radio, televisión y redes sociales en las últimas semanas ha constituido la rutina de todos nosotros. La llegada de este huracán, ha arrasado con todo el tejido empresarial. El efecto comparable a cuando alguien se lleva todos los muebles de su vivienda, dejándola en bruto y debe empezar a decorarla desde cero.

ANTES DEL COVID-19

Éramos y somos un Despacho de Profesionales de asesoramiento fiscal, financiero, laboral, contable y de gestión de empresas y farmacias. Como tantos otros compañeros y despachos del país, mantenernos actualizados, siempre ha sido la gran apuesta sobre la que hemos volcado todos nuestros esfuerzos. Siempre pendientes de los cambios, formándonos continuamente y sobre todo, esforzándonos por no perder el tren de los avances tecnológicos. Había que poner todo de nuestra parte para no encontrarnos en ningún momento “fuera de mercado”.

Además de esto, todos los despachos sabemos lo importante que es generar confianza a nuestros clientes. Para ello, en J&D Consulting, habíamos apostado entre otras cosas por la especialización, como un valor añadido importante. Apostamos por enfocarnos al sector farmacéutico.

Todos los despachos sabemos que nada de lo anterior, ni ninguna estrategia,  ni los objetivos que desarrollemos para alcanzarla, tiene sentido si no cuentas con personas que te ayuden a remar a favor. Eso que está tan de moda, hablar del Equipo. Pero es, una realidad indiscutible, sin el equipo de profesionales, ningún despacho podría subsistir.

LLEGA EL HURACÁN: COVID-19

En marzo de 2.020, el huracán llega con fuerza para todos y nadie había previsto construirse un refugio lo suficientemente resistente como para afrontar esta tormenta. Ningún curso o experiencia laboral nos había preparado para semejante escenario.

En una primera fase, estuvimos sumidos en el más profundo desconcierto e incredulidad. Una fase que nos permitimos que fuese corta, no era momento de bloquearse, sino de actuar.

En una segunda fase, actuamos con celeridad, pidiendo la máxima implicación de nuestros equipos. Era muy importante en estos momentos seguir apoyando a nuestros clientes, a quienes nos debemos, situándolos en el centro,  dándoles el apoyo y generándoles confianza para que no estuviesen desasistidos en estos momentos tan difíciles. Pero sin lugar a dudas, nuestra máxima responsabilidad, la de todos nosotros, era hacer frente a esta situación cumpliendo de manera escrupulosa con todas las medidas de seguridad. No era momento de poner en juego la salud de nadie. 

¿Cómo nos enfrentamos al Huracán?

  • El modo más seguro de cumplir con nuestras obligaciones era optar por el Teletrabajo
  • El Equipo debía acceder a trabajar de manera segura, respetando la Protección de Datos. El viernes 20 de marzo, tuvimos que adaptarlo todo para comenzar a funcionar de esa manera en un plazo máximo de 48 horas. El lunes 23 de marzo, era un hecho, todo el equipo teletrabajando.
  • La Comunicación Interna se convirtió para todos los Despachos Profesionales en el elemento más importante. Sin ella, no podríamos trabajar de manera fluida. Potenciamos las  Videollamadas entre nosotros,  herramienta rápida y dinámica que nos permitía llegar a cualquier persona en pocos minutos, y mediante la cual, las distancias se acortaban pese al confinamiento.
  • Pasamos de necesitar el papel físico a trabajar únicamente con archivos informáticos (.pdf, .tif, .jpg.). Con un mínimo soporte en el despacho que nos suministraba la información de los clientes. De pronto, el modo de trabajo Online se convirtió en un hecho.
  • La Comunicación Externa teníamos que controlarla más que nunca, siendo rápidos y eficaces. Era importante que el cliente se sintiera seguro, informado y acompañado. Que supiera que nuestro compromiso con él seguía intacto.
  • Y cuando pensamos que después de todo esto habíamos superado el mayor de nuestros retos, llegaron los pequeños obstáculos que todos los Despachos Profesionales hemos tenido que ir sorteando:
  1. La Inseguridad jurídica con la que los profesionales trabajamos. Las medidas económicas y fiscales del Covid-19 traían consigo reales decretos en los que encontrábamos normativas contradictorias, de difícil o dudosa interpretación e información escasa.
  2. Una Administración pública totalmente desbordada. Esto traía consigo decenas de llamadas sin poder ser atendidas y webs que se quedaban bloqueadas e inoperativas por el colapso que sufrían estas administraciones. Nuestro equipo necesitaba resolver trámites y dudas sobre las medidas Covid19, que tardamos todos en poder ir solventando, pero lo logramos con muchísimo esfuerzo y horas de trabajo.

¿QUÉ PASARÁ TRAS EL HURACÁN?

Todos los despachos permanecemos interconectados, sabiendo que habrá cambios en cómo nos relacionamos con el equipo, nuevas herramientas de trabajo, otro tipo de comunicación con el cliente, nuevas tecnologías… Es pronto para hacer una evaluación. De momento, permanecemos como esponjas, absorbiendo todo lo que está ocurriendo. En esta ocasión, el tren que ha llegado es demasiado grande  y ninguno debemos quedarnos fuera.

Cristina Chouciño Carril

Dpto. Financiero-Marketing/Ventas



Deja un comentario

Llámanos
Escríbenos