La libertad de tener cultura financiera

Dice Bill Gates, que “hay que ahorrar como un pesimista e invertir como un optimista”. Cuando leímos esta frase, pensamos en cómo solemos darle nombre a nuestra relación con el dinero, en base a las emociones y experiencias que hemos tenido con él.  Ahorrar como un pesimista no es vivir sin disfrutar. Es vivir guardando lo que tú decidas, con el objetivo de que esta práctica, te ayude a cumplir sueños. Relacionar  los conceptos de inversión y optimismo, nos parece una manera perfecta de darle la vuelta a nuestra relación con el dinero. Se trata de vivir el dinero de una forma positiva para tí y tu farmacia.

En J&D Consulting, ya habrás podido comprobar, que somos  firmes defensores de dar alas a  nuestra propia cultura financiera, de igual modo que también prestamos atención a enriquecernos en otros aspectos ( nutrición, gestión de tu farmacia, etc).  Por eso nos gusta liderar esta campaña continua que hacemos para fomentar esta práctica.

Nos gustaría darte unos tips para que nos acompañes en algunas reflexiones, sobre aspectos a los que todos solemos dedicarle poco tiempo :

No podemos pedirle madurez financiera a un niño con el que nunca hemos hablado de dinero

Es habitual la queja de que muchos niños desconocen el valor y esfuerzo que suponen las cosas. Pero esta es una queja a la que hay que poner en su contexto real. Por ello nos hacemos esta pregunta:

¿Realmente se ha hablado de dinero en casa de una forma fácil, responsable y natural? Muchas veces hacemos todo lo contrario de manera totalmente inconsciente. Te ponemos un ejemplo:

«Papá/mamá, ¿ cuanto vale esta casa ?», la respuesta habitual, es «eso no es asunto tuyo«. Bueno, estaremos todos de acuerdo en que la cifra no es lo importante, y la conversación no debe desarrollarse en torno a eso. Pero sí podemos enfocarla en otro camino: la importancia de ahorrar para comprarte una vivienda y explicarle quién nos presta el dinero. Y además, plantearle que esta es una práctica habitual en nuestro país, pero en otros, es el alquiler y no la compra de inmueble. Ya le estamos fomentando la cultura financiera, y no hemos hablado del precio de la casa.

Es necesario que hablemos de dinero, y lo hagamos desde la tranquilidad y la madurez, contestando sus preguntas y les ayudemos a  reflexionar y cuestionar. Este  es sin duda, el camino para crear adultos maduros en cuanto a cultura financiera se refiere. Ten en cuenta, que ellos, serán los futuros titulares de farmacia.

Conseguir libertad económica, es subirse a un tren que no se detiene

La libertad de decidir, está directamente relacionada con nuestra posibilidad real de hacerlo.

Ponemos varios ejemplos:

  • Si decides realizar un viaje sobre la marcha, ese finde semana, que te va a suponer un gasto de 10.000 eur, lo podrás hacer si cuentas con esa liquidez.
  • Si queremos comprarnos el gran coche de nuestra vida, con toda probabilidad, tendremos que tener un fondo de ahorro que nos permita darnos ese capricho.

Cumplir sueños significa haberse trabajado antes esa libertad, de manera continuada, sin pausa, como un tren que no se detiene nunca. Ese es realmente el gran por qué del ahorro, vivir con mayor libertad gracias al colchón económico que nos vamos creando.

Y queremos incidir en algo importante, muchas veces tenemos emociones negativas con el dinero porque lo relacionamos únicamente con hechos que nos hacen sentir mal:

  • No voy a tener pensión cuando me jubile. Esto nos provoca una sensación de desesperanza y no nos gusta la emoción que nos hace sentir. Por ello no lo queremos pensar, y en consecuencia, no ahorramos. También podemos darle la vuelta a esto, cuanto antes empiece a ahorrar, menos quebraderos tendré a futuro ¿ por qué posponer esta decisión ? Quizá nos genere más angustia el pensarlo y no hacer nada, que el zanjar este asunto abriendo un Plan de Ahorro.
  • Se me ha roto el coche, ¡menudo momento para comprar otro, no tengo liquidez! Se convierte en una emoción negativa, pero ¿ por qué?  porque no tenemos un colchón económico para ello. Verás que la emoción negativa, es sólo porque nos pilló el examen sorpresa sin haber estudiado.

Y nosotros, queremos resaltar que los imprevistos,  pueden ser también positivos, como  oportunidades que debemos coger al vuelo (un viaje por ejemplo).

Es decir, nuestra relación/emoción con el dinero, está muy relacionada con nuestro estilo de vida, Ahorro vs Carpe Díem.  No queremos convencer de cual es el mejor estilo, el mejor, es sin duda el que mejor te haga sentir.

¿Ya te has decidido? ¿ Vas a ahorrar ? Cuéntaselo a alguien, ya no habrá marcha atrás

Si necesitas un  empujón para empezar a ahorrar, esta es una gran estrategia. No hay compromiso con más responsabilidad, que decirle a tus hijos o a tu mejor amigo, “ voy a dejar de fumar ahora mismo”. Sabes que si no cumples tu palabra, el mensaje que transmites es claro, no siempre cumples con lo que dices.

Ponte tu cuota mensual de ahorro y elige cómo quieres empezar a hacerlo. No te agobies, hay un abanico de opciones, sólo pídele a tu asesor que te acompañe en esta elección.

¿Todavía sigues pensando que tener Cultura Financiera es una pérdida de tiempo?

Nos vemos en la próxima

Cristina Chouciño

Dpto Financiero

Marketing-Comunicación

J&D Consulting

 

 



Deja una respuesta

Llámanos
Escríbenos